Comunicación y Cambio

Autor: Mtro.J. Rafael Santana Villegas

Director de la Escuela de Comunicación UP Campus Guadalajara

 

La pandemia ocasionada por el Coronavirus cumplió su primer año, y por el momento, no se siente que haya comenzado a dar tregua. Por primera vez en siglos, la humanidad se ve desafiada por una situación que viene a trastocar el orden establecido.

 

Y si bien, al comparar el número de contagiados contra la población mundial, podríamos decir que se trata de una cantidad menor (lo cual ha hecho que en muchas partes del mundo no se le dé la importancia debida a la crisis), al hablar de personas que se han visto afectadas en algún sentido, podemos decir con seguridad que toda la población de nuestro planeta está sufriendo los embates de la enfermedad de alguna manera. Gente sin trabajo, negocios arruinados, estudiantes sin clases presenciales, cancelaciones de todo tipo de espectáculos y confinamiento, son, por citar solamente algunas, las afectaciones que vive la gente y que las ha orillado a cambiar su status quo, para adaptarse a un entorno que seguramente nadie nunca imaginó al iniciar el año.

 

Decía Heráclito, “la única constante es el cambio”, y aunque es una frase que tiene miles de años, realmente nos habíamos acostumbrado a cambios graduales, menos perceptibles. Lo que vivimos actualmente es un cambio de nivel mundial, una situación que no habían conocido los habitantes de esta “aldea global”, bautizada así por McLuhan hace más de medio siglo. Pues, aunque habíamos tenido pestes y guerras mundiales, la globalización ha permitido, como nunca antes, la expansión de un problema a todos los rincones de nuestro planeta.

 

Lo que se presenta en el horizonte es, claramente, la necesidad de implementar cambios. Al respecto, Maquiavelo decía, “no hay empresa más complicada, ni con mayor sombra de duda en cuanto a su éxito, ni más difícil de manejar, que cambiar el orden establecido”. Cambiar el estado de las cosas es algo de lo que más incertidumbre genera para las personas y organizaciones. Los seres humanos tendemos a generar círculos de confort difíciles de romper. Sin embargo, es una realidad que no puede lograrse como un proceso de transformación si no está presente la voluntad y el espíritu de lograr un cambio que lleve a mejorar. Para ello, es fundamental la presencia de la comunicación, pues sin suficiente y creíble comunicación, decía John Kotter, “los corazones y las mentes de la tropa, nunca se ganarán”.

 

Tanto a nivel personal, como en un entorno organizacional, la comunicación nos permite generar entornos de certidumbre, haciendo menos dolorosa la recuperación. Lo único que genera la falta de una estrategia adecuada de comunicación, son vacíos… Huecos que posteriormente se llenan de rumores y narrativas que no ayudan a la causa.

 

La nuestra, debe ser una labor de buscar y trasmitir información que aporte, que siempre esté enfocada en la verdad. La información verdadera, no importa cuán dura sea, es la que nos permite establecer planes de acción basado en una realidad firme. No obstante, también es momento de buscar narrativas alternas que nos muestren otra cara de la crisis, esa que enseña cómo hay cambios que sí están resultando exitosos, y han mostrado que las crisis se convierten en verdaderas oportunidades de mejora.

 

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, nos permiten acceder a sitios en todo el mundo en los que podemos encontrar información. Sin embargo, tenemos que entender que no todos ellos presentan información verificada y coherente, lo que podría llevarnos a generar la difusión de las llamadas “Fake News”, que a la larga, entre otros problemas graves, genera una “infoxicación”; es decir, la saturación de información, misma que nubla nuestra capacidad de discernimiento y selección de información adecuada para actuar ante las incidencias.

 

La comunicación es una condición sine qua non de la humanidad. No hay nada más humano que comunicar, y nada más necesario que una comunicación que humanice.

 

Twitter: @rsantana71

Facebook: @RSantanaUP

Empieza la conversación en Community

Tambien te puede interesar

Nutrición: cuerpo y mente

Por: Ingrid Reyes Vivimos en un mundo en donde todo sucede muy rápido; y de la misma forma queremos los resultados, sobre lo que sea: inmediatos.   En temas de nutrición, no es la excepción. Se fijan metas con objetivos a veces inalcanzables, debido al gran...

La metamorfosis de HULK: cuando menos, es más

Por: Joaquín Marbán Estos días, en los que casi todos hemos visto la película de Avengers End Game, y nos hemos identificado con algún personaje, o incluso hemos salido del cine esperando otro final, yo quiero aprovechar para hacer un análisis de la evolución...

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Por: Eduardo Ascencio Rubio “Uno de los errores en el emprendimiento es el cálculo incompleto de costos y presupuestos; esto produce que, durante la ejecución del proyecto, no se alcancen los objetivos financieros comprometidos, generando frustración y, probablemente,...

Nuevos esquemas de innovación: redes y ecosistemas

Nuevos esquemas de innovación: redes y ecosistemas

Autor: Dr. Roberto Osorno   Hemos descrito algunas de las bondades de la innovación tradicional, sin la que no contaríamos con la mayor parte de aquello que nos acompaña día con día. También, hemos mencionado uno de los principales desafíos de este tipo de...

Nutrición: cuerpo y mente

Por: Ingrid Reyes Vivimos en un mundo en donde todo sucede muy rápido; y de la misma forma queremos los resultados, sobre lo que sea: inmediatos.   En temas de nutrición, no es la excepción. Se fijan metas con objetivos a veces inalcanzables, debido al gran...

La metamorfosis de HULK: cuando menos, es más

Por: Joaquín Marbán Estos días, en los que casi todos hemos visto la película de Avengers End Game, y nos hemos identificado con algún personaje, o incluso hemos salido del cine esperando otro final, yo quiero aprovechar para hacer un análisis de la evolución...

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Por: Eduardo Ascencio Rubio “Uno de los errores en el emprendimiento es el cálculo incompleto de costos y presupuestos; esto produce que, durante la ejecución del proyecto, no se alcancen los objetivos financieros comprometidos, generando frustración y, probablemente,...