Potencialicemos Nuestras Fortalezas

Por: Alejandra Villanueva

Nos han dicho que un líder tiene que contar con cierto listado de características. Algunos artículos hablan de 22, otros de 11, y otros de menos hablan de 6; pero, como ser un líder conlleva una amplia variedad de características, puede que sí sean veintidós o incluso más.

 

Un líder tiene sobre sí el peso de guiar a todos hacia un mismo fin y de tener una visión clara, implicando un gran compromiso sobre todos los que lo siguen, ya sea dentro de la misma organización o fuera de ella.  Además, debe tener comunicación asertiva, honestidad, responsabilidad, facilidad para la toma de decisiones, integridad, creatividad, entre otras muchísimas habilidades más. En adición, también debe lograr, junto con su equipo, alcanzar siempre los resultados esperados, lo que los lleva a ser cada vez más productivos, pero siempre por medio de un liderazgo positivo.

 

Tratando de cumplir con toda la lista, los líderes de hoy buscan la forma de constantemente estar mejorando. Esto mediante estudios, lecturas y otros recursos sobre aquello en lo que CREEN que no son buenos; buscan mejorar a su equipo con lo que consideran que podría ser mejor. Por lo tanto, la capacitación interna de la organización se centra en las áreas de oportunidad de mejora de él y de sus colaboradores.

 

Cada persona tiene características que nos hacen ser mejores que otras en aspectos específicos; hay quienes somos más empáticos, otros que tienen una seguridad increíble, unos que tienen una buenísima capacidad para comunicarse. Esas son nuestras fortalezas. Entonces, ¿qué pasaría si fuera al revés? ¿Si en lugar de tratar de ser mejores en algo que no somos tan buenos, dedicando muchísimo tiempo y nuestro mayor esfuerzo en desarrollarlo, buscáramos potencializar nuestras fortalezas? Y no solo las nuestras como líderes, sino las fortalezas de todo el equipo.

 

Aprovechando el furor por la Liga de la Justicia, imaginen que Flash, en lugar de aprovechar su capacidad de correr súper rápido y potencializarla al grado de poder viajar en el tiempo, se enfocara mejor en tener la súper fuerza de Superman. Suena ilógico, ¿no?

 

Es por esto que, lo primero que tenemos que hacer es conocernos y conocer a nuestros colaboradores. Y no hablo de conocerlos en cuestiones psicológicas o antropológicas, sino de identificar cuáles son nuestras FORTALEZAS y las de nuestro equipo. Puedes lograrlo de las siguientes maneras:

 

  1. A través de un test. Existen varios, pero te dejo este que es el que personalmente me ha funcionado https://www.authentichappiness.sas.upenn.edu/es/testcenter (debes registrarte, pero es muy sencillo). En esta liga, hay muchos tests, pero específicamente el que más recomiendo es el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales. El resultado que te arroja es un listado de 24 fortalezas en orden decreciente, siendo las primeras 5 las que tienes más desarrolladas.
  2. Preguntando a 20 o más personas (ya sea que hayan trabajado contigo, que hayan estado en tus momentos difíciles o en los que más has brillado) ¿cuándo consideras que ha sido mi mejor momento y qué características notaste en mí? Enlista todas las fortalezas que mencionen.

 

Con estas dos herramientas, ¿qué lograrás? De entrada, saber a ciencia cierta cuáles son tus fortalezas y las de tus colaboradores, para así lograr eso de lo que se habla mucho últimamente: EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO. ¿Por qué? Porque aprovechas lo mejor de cada uno para alcanzar resultados extraordinarios.

 

En algún momento, un líder debe delegar parte de lo que hace; porque cuando intenta abarcar todo, pierde el enfoque, provocando que todos a su alrededor también lo pierdan. Al pedirle a alguien que lo acompañe en la búsqueda de alcanzar su visión, ya sea como socio o como otro líder dentro de su organización, debe conocerse para saber cuáles son sus debilidades, y así, este nuevo apoyo lo complementará, logrando una sinergia para alcanzar mejores resultados.

 

Considero esencial potencializar nuestras fortalezas, poniéndolas en práctica día a día para poder aprender cada vez más de ellas, con el objetivo de explotarlas a nuestro favor. No obstante, no dejo de lado el desarrollar nuestras debilidades, solo busco señalar el porqué no debe ser en lo que más se va nuestro esfuerzo y dedicación.

 

Como líderes, tenemos la obligación de dejar al mundo mejor de lo que lo encontramos. ¡Hagámoslo aprovechando lo mejor de nosotros mismos!

Empieza la conversación en Community

Tambien te puede interesar

Gozar de nuestras prendas sin que nos sea ajeno

Por: Mariana De la Mora   HISTORIA MA'DELAMÓ. Es el apodo que nace en mi adolescencia, gracias a la composición de mi nombre y mi apellido; una etapa muy fuerte en mi vida, que me marcó por completo, por lo que adopté este apodo como el nombre de la marca. ...

La perspectiva intercultural de las reuniones de trabajo

Por:  Francisco J. Santana Villegas Las reuniones de trabajo, además de una práctica común en las empresas, representan una excelente oportunidad para tener un acercamiento y una interacción más directa con los miembros de nuestro equipo. En este artículo, te comparto...

La innovación es un proceso de aprendizaje

Por. Dr. Roberto Osorno Quizás no es la primera vez que leemos o escuchamos que la innovación está relacionada íntimamente con el aprendizaje, ¿pero por qué es un proceso de aprendizaje? Además, ¿de qué nos sirve saber que lo es?   Antes de abordar esta pregunta,...

La innovación más allá de los súper clusters y de Hollywood

Por: Dr. Roberto Osorno Más allá de las historias que nos cuentan y de las películas que vemos, es notable que la innovación, en su estado tradicional, parece no dejar beneficios para todas las empresas, organizaciones o emprendedores que desean participar. Lo...

Gozar de nuestras prendas sin que nos sea ajeno

Por: Mariana De la Mora   HISTORIA MA'DELAMÓ. Es el apodo que nace en mi adolescencia, gracias a la composición de mi nombre y mi apellido; una etapa muy fuerte en mi vida, que me marcó por completo, por lo que adopté este apodo como el nombre de la marca. ...

La perspectiva intercultural de las reuniones de trabajo

Por:  Francisco J. Santana Villegas Las reuniones de trabajo, además de una práctica común en las empresas, representan una excelente oportunidad para tener un acercamiento y una interacción más directa con los miembros de nuestro equipo. En este artículo, te comparto...

La innovación es un proceso de aprendizaje

Por. Dr. Roberto Osorno Quizás no es la primera vez que leemos o escuchamos que la innovación está relacionada íntimamente con el aprendizaje, ¿pero por qué es un proceso de aprendizaje? Además, ¿de qué nos sirve saber que lo es?   Antes de abordar esta pregunta,...