Nutrición: cuerpo y mente

Por: Ingrid Reyes

Vivimos en un mundo en donde todo sucede muy rápido; y de la misma forma queremos los resultados, sobre lo que sea: inmediatos.

 

En temas de nutrición, no es la excepción. Se fijan metas con objetivos a veces inalcanzables, debido al gran contraste entre el tiempo que estas requieren y el tiempo que tiene en mente el paciente. En ocasiones, el paciente no toma en cuenta que ningún proceso es corto, que cada uno tiene su tiempo; y que, cuando sobre todo el proceso es más integral, en donde no se trata de una sola cuestión, sino de varias, lo hace aún más retador.

 

Entender que crear hábitos o pulirlos requiere de tiempo a veces no es tan fácil, porque solo pensamos un objetivo puntual. Digamos por ejemplo, disminuir cierta cantidad de kilogramos y ya está; pero si nos volvemos más analíticos a la hora de pensar en este objetivo y vemos que para llegar al peso donde estamos en este momento también tomó cierto tiempo, quizá entonces sea más fácil comprender que puede que tome mínimo el mismo tiempo para volver a dónde estábamos antes, específicamente hablando de kilogramos.

 

Ahora, no se trata de retroceder, sino de avanzar. Entonces, ¿por qué pensar en volver a tener un cuerpo, una talla o verme como antes, si siempre lo que queremos es mejorar?

 

Es interesante, ¿no?

 

Y ahí es donde sucede la magia… La magia de entender que no se trata solo de alimentos y kilocalorías, de porciones y restricciones; se trata de entender el proceso, de comprender el para qué de todo esto.

 

Como decía al principio, todo sucede muy rápido y lo tenemos muy a la mano. Por lo tanto, nos bombardea la información, sobre todo en las redes sociales, creyendo que lo que nos muestran es lo que es. Sin embargo, hay procesos tan personales, que simplemente no pueden ni siquiera plasmarse o explicarse, porque tal vez la propia persona no tiene ni idea de cómo es que está lidiando con ellos.

 

La idea de hacer consciencia y énfasis en que la nutrición, debe de ser integral. Me parece bastante importante que la salud mental se vea implicada, porque esto hará que el proceso en el que el paciente lleva un plan de alimentación realmente pueda apegarse a él, conozca verdaderamente el impacto que tiene el simple hecho de comer, y cómo es que puede también impactar en la cuestión de sus emociones.

 

Incluso puede llegar a entender que, tal vez, el problema de su exceso de peso o dificultad para aumentar de peso no solo tiene que ver con la ingesta de alimentos o su actividad física, sino en cómo es su relación con la comida.

 

El hambre emocional existe, pero esta parte no podrá ser trabajada si no tienes conocimiento de ti y logras identificar que sucede, por ejemplo, cuando estás enojado, aburrido o triste. Es importante que identifiques cuándo estás pasando por una situación de salud mental que esté generando un impacto en tu alimentación.

 

No te vuelvas víctima del tiempo; permítete parar y escucharte, hacerte consciente de lo que necesitas y porqué es que estás en esa situación. No se trata solo de obtener resultados rápidos, de contar excesivamente calorías y de irnos a extremos de actividad física o de “dietas milagro”.

 

Tu salud está en juego y tú eres el elemento más importante.

Empieza la conversación en Community

Tambien te puede interesar

¿Y si dejamos de hablar de cuerpos?

Por: Ariadna Ramírez “Ámate tal y como estás.” “¡Qué delgado/a estás!” “¿Pero tú por qué te quejas si ya estás delgado/a?” “Si tan sólo pudiera tener su cuerpo.” “Tu cuerpo no te define.” “Te falta comer un poco de pan.”    ¿Alguna vez te han dicho alguna de...

Influencers “verdes”

Por: David Abascal Castro No, no pienso hablar de elecciones, ni partidos políticos. Para eso hay gente mejor calificada que yo, expertos en comunicación política. Sin embargo, 80 influencers rompieron la veda electoral, el pasado 5 de junio, a favor de un partido...

La mala economía de AMLO

Israel Macías López  Twitter: @Israel_Macias   Hace unas semanas, el INEGI publicó el dato del crecimiento económico del país para el primer trimestre del año. Si comparamos el desempeño de la economía en estos primeros 3 meses, con los últimos 3 meses del año...

¿Y si dejamos de hablar de cuerpos?

Por: Ariadna Ramírez “Ámate tal y como estás.” “¡Qué delgado/a estás!” “¿Pero tú por qué te quejas si ya estás delgado/a?” “Si tan sólo pudiera tener su cuerpo.” “Tu cuerpo no te define.” “Te falta comer un poco de pan.”    ¿Alguna vez te han dicho alguna de...

Influencers “verdes”

Por: David Abascal Castro No, no pienso hablar de elecciones, ni partidos políticos. Para eso hay gente mejor calificada que yo, expertos en comunicación política. Sin embargo, 80 influencers rompieron la veda electoral, el pasado 5 de junio, a favor de un partido...