Es hora de usar el dinero electrónico

Por: Miguel Helu

¿Las criptomonedas el futuro de nuestras vidas? Un poco de historia. Todo comienza con el comercio, pues surge con la civilización; luego, viene la llegada de la corriente del capitalismo como sistema económico, el cual apareció en el siglo XVI en Inglaterra. Según Adam Smith, el padre de la economía o el capitalismo (como le queramos llamar), siempre hemos tenido una fuerte tendencia a realizar trueques e intercambios de unas cosas por otras. Basta leer un poco sobre historia de la humanidad, para percatarnos que desde los primeros grupos de homo neandertales, homo erectus u homo sapiens, el tipo de intercambios que establecían; algunos de ellos por alimentos, herramientas, desperdicios, animales, pieles, entre otros bienes. Forma parte de nuestra genética el placer que genera el tener intercambios, el entregar para recibir algo a cambio; lo vemos en la historia desde nuestros inicios.

 

Pero el nivel de intercambios se pone más interesante a la llegada del capitalismo, pues no fue un fundador el que lo trajo como tal, sino que las relaciones productivas sociales establecieron el nivel de intercambio que evolucionó e hizo llegar los sistemas financieros. Es ahí donde instituciones públicas, privadas y gubernamentales se organizaron, y, en pocas palabras, pusieron las reglas del juego para todos. A raíz de esto, llegan los medios financieros y mercados que hacen posible que el dinero de agentes económicos pueda parar en manos de todas y todos.

 

Cambiando un poco el tema, la idea de tener una moneda digital no es nueva. Antes de las criptomonedas, hubo muchos intentos de crear una. El principal problema al que se enfrentaban la mayoría de ellos, era el del doble gasto. De alguna manera, un activo digital debe poder utilizarse sólo una vez para evitar que se copie y se falsifique. Más de 10 años antes de las criptomonedas, el concepto había sido introducido por el ingeniero informático Wei Dai. En 1998, publicó un artículo en el que hablaba del dinero B. Trataba de la idea de una moneda digital que pudiera enviarse a través de un grupo de seudónimos digitales imposibles de rastrear. Ese mismo año, surgió otro intento con los Bit Gold, creados por Nick Szabo, un pionero en el desarrollo de cadena de bloques (block chain).

 

 

Una gran pregunta es ¿por qué criptomonedas? Las DeFi (Decentralized Finance o Descentralización Financiera en español), son la filosofía detrás de cualquier modelo de bloques (block chain) que soporta una criptomoneda. Hoy en día, escuchamos cada vez mas en redes sociales, noticias y en todas partes sobre la integración a servicios domésticos de las criptomonedas.

 

Actualmente, algunas de las más usadas son BTC (Bitcoin), ETH (Ethereum), LTC (Litecoin), XLM (Stellar Lumens), ADA (Cardano), DOGE (Dogecoin), XRP (XRP), DOT (Polkadot), entre otras más. De acuerdo a Coinmarketcap, existen 4600 criptomonedas hoy en día. Posiblemente se preguntarán qué es block chain, o seguro ya lo sabes, pero para los que no, a continuación les explico.

 

Blockchain es una tecnología en donde, imaginemos un libro de contabilidad distribuida y descentralizada de inicio a fin, que hace que todos los registros sean transparentes e inmutables, y que funciona sin la participación de ningún intermediario. Es una tecnología que busca reducir los riesgos como fraudes de forma escalable, y muestra todo lo que sucede en la red que forma parte del desarrollo de esta, como de cualquier otro actor que forme parte de esta (compradores, vendedores y todo aquel que la use).

 

 

A diferencia de una cuenta bancaria, para poder ser acreedor para usar criptomonedas, no es necesario un documento de identidad emitido por el gobierno, un número de seguridad social (en México es el RFC), ni un comprobante de domicilio para modelos DeFi. Más concretamente, DeFi se refiere a un sistema mediante el cual un software escrito en una cadena de bloques (blockchain) hace posible que compradores, vendedores, prestamistas y prestatarios interactúen de igual a igual o con un intermediario, estrictamente a través de un software en lugar de una empresa o institución, que facilite una transacción. Como todo en la vida, existen pros y contras de las DeFi, pero hoy solo hablaremos de las cosas buenas que tienen los modelos descentralizados.

 

Algunas de las ventajas de usar criptomonedas son:

  1. El sistema de incentivos incorporados anula la necesidad de confiar en un tercero. No necesitas un gobierno que diga qué está bien y qué está mal en los modelos blockchain.
  2. Los ecosistemas de las DeFi tienen un sistema de permisos y transparencia con todos los actores que compran, venden y ejecutan transacciones con el modelo block chain.
  3. Poseen un protocolo de código abierto (open source) que anima a los desarrolladores a construir y crear sus propias aplicaciones. Las criptomonedas crecen gracias a las comunidades y mineros que soportan los modelos y siguen desarrollando la emisión de más tokens.
  4. Cada vez son más incorporadas en las actividades productivas sociales en el mundo entero.
  5. Puedes tener acceso a una cuenta de cheques o ahorros basada en un wallet de criptomoneda, el cual está diseñado para brindar el servicio que conocemos de cualquier tarjeta de ahorro y ejecutar pagos en cualquier establecimiento a través un plástico bancario (la empresa Crypto ya lo hace).

 

La mayoría de los defensores de las criptomonedas creen que el mayor beneficio de la tecnología para el mundo es bancarizar a los no bancarizados y servir a los desatendidos. Esto significa que tiene más aplicaciones en los países en desarrollo que en los desarrollados, en este aspecto. Le está dando un giro de 360 grados al modelo tradicional de la centralización financiera, pues atienden no solo a la mayoría, sino también a la minoría. Pero todavía falta mucho trayecto para que veamos las criptomonedas siendo un medio de intercambio sólido en Latinoamérica, pues vamos lentos. Tan solo hoy, el único país que ha aceptado una criptomoneda en LATAM es El Salvador, y esto es reciente. El Salvador aprobó una ley que convertía al bitcoin en moneda de curso legal en el país; no sólo se puso en marcha para añadir la opción de pago a la infraestructura existente. Proporcionó una claridad regulatoria que permitió a una plataforma existente de Bitcoin servir mejor a sus ciudadanos.

 

 

Es interesante pensar en el futuro, que está cada vez más presente, de servicios financieros. Soy creyente de que todas y todos merecemos servicios financieros más justos. Sobre todo, en LATAM, gran parte de los grupos sociales de individuos no tienen acceso a conocimiento como aquellos que pueden pagar por él para entender el mundo que hay detrás de los servicios financieros (cómo funcionan, cuánto cuestan, cuáles son su ventajas y desventajas). Veo un futuro que ya llegó, que solo se está desencadenando lento, y este futuro es sin efectivo, en donde las sociedades se favorecen a través de medios de pago alternativos e innovadores, sin contacto, tal como las criptomonedas.

 

Todavía no existen sociedades verdaderamente sin dinero en efectivo. Pero países de todo el mundo están adoptando sistemas de pago sin efectivo. Es difícil predecir una fecha exacta de cuándo podría producirse esta transición. Hoy en día, un ejemplo donde el uso de efectivo es muy bajo, es en Suecia, donde el 85% del país tiene acceso a servicios financieros, y solo el 2% de las transacciones en el país son a través de efectivo. Las criptomonedas posiblemente puedan romper la brecha de desigualdad en LATAM; sobre todo de los no bancarizados y de quienes tienen trabajos informales, ya que no cumplen las puntuaciones para un servicio financiero tradicional, y en pocas palabras, sufren discriminación en su estado más puro. Tan solo basta con cambiar las reglas del juego, como de los márgenes netos de beneficencia de los servicios financieros tradicionales, ofreciendo un modelo sustentable y justo para que haga transparente y viable que todas y todos seamos acreedores de servicios financieros. Algunos ya lo están haciendo, pero se cuentan con los dedos de la mano; tan solo en México, somos más de 126 millones de habitantes de los cuales, según el DIGITAL BANK LATAM, el nivel de bancarización en México está entre los más bajos del mundo a comparación de su población, tan solo el 55.3% de la población sí utiliza alguna cuenta en el sistema financiero. Para concluir, tal vez los modelos financieros descentralizados reviertan la desigualdad financiera que vive México y Latino América, y cambien las reglas del juego como las posibilidades para todas y todos.

 

Referencias

“A Brief History on Bitcoin & Cryptocurrencies.” Ledger, 23 Oct. 2019, www.ledger.com/academy/crypto/a-brief-history-on-bitcoin-cryptocurrencies.

Johnson, Brian. “The World’s Top 3 Cashless Countries.” CORE Cashless, 28 Oct. 2019, corecashless.com/the-worlds-top-3-cashless-countries/.

 

“Restaurants That Accept Bitcoin Crypto: Fast Food, Delivery & More.” Nowpayments.io, 10 Dec. 2020, nowpayments.io/blog/top-restaurants-that-accept-cryptocurrency.

 

Delcid, Merlin. “El Salvador Aprueba Ley Que Legaliza El Uso Del Bitcoin.” CNN, 9 June 2021, cnnespanol.cnn.com/2021/06/09/el-salvador-aprueba-ley-que-legaliza-el-uso-del-bitcoin-orix/.

 

BBCStaticMiner. “Cryptocurrency Is the Future: Five Reasons Why You Need to Accumulate Crypto.” Medium, 1 Apr. 2021, cryptocurrencyhub.io/cryptocurrency-is-the-future-five-reasons-why-you-need-to-accumulate-crypto-6d224250266b.

 

Arenas, Vanessa. “En México Población Bancarizada Usa Dos O Más Instituciones Financieras | Ebanking News.” Ebankingnews.com, 20 Feb. 2020, www.ebankingnews.com/destacados/en-mexico-poblacion-bancarizada-usa-dos-o-mas-instituciones-financieras-0047783.

Empieza la conversación en Community

Tambien te puede interesar

La innovación más allá de los súper clusters y de Hollywood

Por: Dr. Roberto Osorno Más allá de las historias que nos cuentan y de las películas que vemos, es notable que la innovación, en su estado tradicional, parece no dejar beneficios para todas las empresas, organizaciones o emprendedores que desean participar. Lo...

Para que tus talentos trasciendan

Por: Paloma Barreto “Sé el cambio que querrías ver en el mundo”. Mahatma Gandhi   Queremos ver un mundo mejor. Sin embargo, nuestras acciones pueden llegar a reflejar lo contrario: al no respetar al peatón, al no dar los buenos días, al tirar la basura al suelo o...

Un viaje hasta el cloud

Por: Leonardo Covarrubias Con un mundo donde la nube se ha unido a tantas áreas diferentes, pareciera que no existe manera de dimensionar el alcance inmersivo del cómputo en la nube al día de hoy. Sin embargo, intentaré mostrar un camino. Para empezar, a partir de...

To be or not to be: Productos orgánicos

Por: Mariana Gómez Olavarría Hoy en día enfrentamos una problemática de la que todos estamos conscientes, pero lamentablemente solemos no saber cómo resolver: el sistema alimenticio. Según la ONU, cada día mueren aproximadamente 25 mil personas por hambre. Eso...

La innovación más allá de los súper clusters y de Hollywood

Por: Dr. Roberto Osorno Más allá de las historias que nos cuentan y de las películas que vemos, es notable que la innovación, en su estado tradicional, parece no dejar beneficios para todas las empresas, organizaciones o emprendedores que desean participar. Lo...

Para que tus talentos trasciendan

Por: Paloma Barreto “Sé el cambio que querrías ver en el mundo”. Mahatma Gandhi   Queremos ver un mundo mejor. Sin embargo, nuestras acciones pueden llegar a reflejar lo contrario: al no respetar al peatón, al no dar los buenos días, al tirar la basura al suelo o...

Un viaje hasta el cloud

Por: Leonardo Covarrubias Con un mundo donde la nube se ha unido a tantas áreas diferentes, pareciera que no existe manera de dimensionar el alcance inmersivo del cómputo en la nube al día de hoy. Sin embargo, intentaré mostrar un camino. Para empezar, a partir de...