El origen no conocido del nuevo etiquetado

Autora: Lic. Damaris M. Reyes Méndez, egresada de la carrera de Comunicación, Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad Panamericana

Existe la creencia de que, tras un tiempo, el nuevo etiquetado será ignorado por los consumidores, ya que hay varios productos muy arraigados a las costumbres y estas no son fáciles de romper, aunque propician enfermedades no transmisibles (ENT); una de las principales causas de muertes en adultos en México. Además, un estudio de la agencia de investigación de mercado de La Riva Group, indica que algunos consumidores tomaron una actitud defensiva ante la medida, ya que la misma pone en juicio sus decisiones de consumo.

No obstante, hay varias razones para confiar en que tanto el etiquetado como las reglamentaciones que lo acompañan, tendrán un impacto positivo duradero.

Primero que nada, hablemos de su origen. En México, es común y una mala práctica la influencia de intereses comerciales en la toma de decisiones de salud. De hecho, moldeó las “Guías de Alimentación (GDA)”, como se le llamaba al sistema de etiquetado frontal de alimentos y bebidas (SEFAB) pasado, desarrollado por el Institute of Grocery Distribution, organización financiada por la industria de alimentos y bebidas y el sector de tiendas de autoservicio. Mismo que un estudio de 2011 reveló que los estudiantes de nutrición mostraron dificultad para interpretar, por lo que el fomento de la educación nutricional no hubiera hecho una diferencia.

Por otro lado, el nuevo etiquetado fue diseñado por un grupo libre de conflictos de intereses que estudiaron las propuestas existentes a nivel mundial y nacional e hicieron investigaciones para al final decidirse por el etiquetado de advertencia chileno (ensayo titulado “Sistema de etiquetado frontal de alimentos y bebidas para México: una estrategia para la toma de decisiones saludables” publicado en 2018). Etiquetado que ya ha disminuido el consumo de bebidas azucaradas, snacks, dulces y cereales ultra procesados en su país de origen.

Uno de los criterios que tomaron en cuenta para definir lo anterior, fue la transmisión eficaz de un único mensaje negativo. Único porque a diferencia del GDA, Nutri-score o del Health Star Rating, que toman en cuenta otras características del producto y que se podría decir hasta se enfocan en algo positivo, este etiquetado solo desea hacer innegables los excesos de nutrientes asociados a las ENT a manera de alejar a la población de ellas.

En cuanto a la eficacia del diseño, Gastón Ares, miembro del comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud, explicó en un curso en línea llevado a cabo por el Centro de Investigación en Nutrición y Salud, del Instituto Nacional de Salud Pública, que las personas intuitivamente asociamos los sellos a símbolos que ya conocemos, por lo que el octágono nos recuerda a la señal de tránsito que indica alto.

En cuanto al color de los sellos, dijo que se escogió el negro y no el rojo porque el primero se asocia con algo poco saludable y, además, junto con el contorno blanco, contrasta con los coloridos empaques de los alimentos empaquetados, lo que hace que sea lo primero que el consumidor vea.

El que se haya tomado en cuenta con tanto detalle el mensaje, la forma y el color, puede que sea la razón por la que el etiquetado logra fomentar opciones de alimentos más saludables de manera más rápida entre grupos de diferentes ingresos; o al menos, eso señalan varias investigaciones publicadas en revistas internacionales.

Por si lo anterior no terminara de proporcionar una visión optimista del futuro, a 15 días de entrar en vigor la modificación a la NOM-051 en octubre 2020, Nestlé, Coca-Cola, Bimbo, PepsiCo, Kellogg’s, Lala, entre otras empresas, reformularon en promedio 56% de sus productos, según informó El Financiero.

Por último, cabe destacar que las oportunidades de mejora que algunas empresas como Bimbo han aprovechado, serán abordadas con modificaciones a la norma, blindándola poco a poco a manera de mejorar la nutrición, especialmente de los niños y niñas.

Empieza la conversación en Community

Tambien te puede interesar

Nutrición: cuerpo y mente

Por: Ingrid Reyes Vivimos en un mundo en donde todo sucede muy rápido; y de la misma forma queremos los resultados, sobre lo que sea: inmediatos.   En temas de nutrición, no es la excepción. Se fijan metas con objetivos a veces inalcanzables, debido al gran...

La metamorfosis de HULK: cuando menos, es más

Por: Joaquín Marbán Estos días, en los que casi todos hemos visto la película de Avengers End Game, y nos hemos identificado con algún personaje, o incluso hemos salido del cine esperando otro final, yo quiero aprovechar para hacer un análisis de la evolución...

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Por: Eduardo Ascencio Rubio “Uno de los errores en el emprendimiento es el cálculo incompleto de costos y presupuestos; esto produce que, durante la ejecución del proyecto, no se alcancen los objetivos financieros comprometidos, generando frustración y, probablemente,...

Nuevos esquemas de innovación: redes y ecosistemas

Nuevos esquemas de innovación: redes y ecosistemas

Autor: Dr. Roberto Osorno   Hemos descrito algunas de las bondades de la innovación tradicional, sin la que no contaríamos con la mayor parte de aquello que nos acompaña día con día. También, hemos mencionado uno de los principales desafíos de este tipo de...

Nutrición: cuerpo y mente

Por: Ingrid Reyes Vivimos en un mundo en donde todo sucede muy rápido; y de la misma forma queremos los resultados, sobre lo que sea: inmediatos.   En temas de nutrición, no es la excepción. Se fijan metas con objetivos a veces inalcanzables, debido al gran...

La metamorfosis de HULK: cuando menos, es más

Por: Joaquín Marbán Estos días, en los que casi todos hemos visto la película de Avengers End Game, y nos hemos identificado con algún personaje, o incluso hemos salido del cine esperando otro final, yo quiero aprovechar para hacer un análisis de la evolución...

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Costos y presupuestos: el éxito o el fracaso de un emprendimiento.

Por: Eduardo Ascencio Rubio “Uno de los errores en el emprendimiento es el cálculo incompleto de costos y presupuestos; esto produce que, durante la ejecución del proyecto, no se alcancen los objetivos financieros comprometidos, generando frustración y, probablemente,...